name

Visual artist
Esta página irrefutablemente le dará indicio del enredo en mi cabeza. Donde me asumo ave, loca y libre de volar para crear. Las voces en mi cabeza me han guiado a través de mi trayecto, por lo que deseo hacer lo mismo con todo aquel que decida introducirse en él.
Absténgase de juzgar mis desvaríos y siéntase con tranquilidad de observar en voz alta. Acepté mi locura para manifestarme como artista. Y seguir uniendo imágenes entre tanto ruido, desesperación y estigma que nos tienen a nosotras. Las que incomodamos, nos gustan las tripas, rasgamos y buscamos libertad.
El dibujo siempre ha estado presente en mi producción artística, ha sido un acompañante casi tan fiel como mis voces internas. Su exploración nació de la necesidad de desenredar los nudos en la garganta, el cosquilleo de las yemas de los dedos y los gritos reprimidos que constantemente suelen estar presentes. El hilo mano-ojo-alma se enhebró con el primer carboncillo. La pupila se hizo más activa desde entonces: como si estuviera viendo todo por primera vez. El camino ha sido largo, atemporal y viscoso. No recuerdo una vida sin dibujar, más que algunas imágenes mentales que me cuentan memorias de primeras veces garabateando.
Mis males son tan mundanos como los de cualquiera, pero yo (ser sensible y dibujante) me los tomo a pecho. Me los creo, les pongo nombre y dejo que me consuman; por costumbre, por soledad y por avaricia de creerme única. Los miedos irracionales y manías son mi materia prima, y el espacio que me permite aceptarme como ser performático que disfruta deslizarse entre aceite, carbón, grafito y aullidos.